Hablemos de mi libro… de contabilidad

A estas alturas es obvio que no me gano la vida escribiendo rol; me dedico a la contabilidad y asesoría fiscal.

El caso es que, en mis ratos libres, escribí un manual de introducción a la contabilidad, pensando en un lector que no sabe nada de la materia, pero que quiere o necesita conocerla. Decidí autopublicarlo, a través de las plataformas Casa del Libro y amazon, y aquí comparto mi experiencia por si os puede ser útil para algún proyecto de autopublicación similar.

Para publicaciones eletrónicas, el funcionamiento de las dos plataformas es parecido; te registras, subes el manuscrito y la portada, escribes un pequeño resumen y pones el precio que quieras, del que la plataforma se llevará el 30% (después de deducir el IVA) y te liquidará las ganancias regularmente.

Los formatos admitidos son el libro electrónico (el estándar epub en Casa del Libro, y el kindle en amazon) y el pdf. Lo que no admite ninguna de las dos plataformas es crear un paquete con los dos formatos (cosa que sí se puede hacer en lektu, por ejemplo).

Poner a la venta un manuscrito electrónico es gratuito en amazon. Lo era también en Casa del Libro, al menos hace unos meses cuando you subí mi libro. Pero parece que Planeta, la dueña de Casa del Libro, ha fusionado esta plataforma con Universo de Letras, otro servicio de autopublicación de pago, y ahora, como mínimo, cuesta 50 euros (aunque eso incluye obtener un ISBN).

Con amazon se tiene la opción, además, de ofrecer el libro en papel con impresión bajo demanda. Los formatos, sin embargo, son limitados; hay variedad de tamaños y el interior puede ser a color o blanco y negro, pero solo admite tapa blanda y dos tipos de papel (blanco o ahuesado). Para publicar en papel, amazon te exige que tengas un ISBN, pero si no lo has solicitado te proporciona uno gratuitamente. La única condición es que con ese ISBN no puedes imprimir el libro en otro sitio.

Amazon utiliza una imprenta polaca, al menos para los pedidos realizados desde España. El libro no queda mal; la impresión es buena y la encuadernación parece resistente. Eso sí, a la hora de subir el pdf para impresión hay que asegurarse de que tenga bastante margen para evitar problemas en el corte. La plataforma proporciona una herramienta online para comprobarlo, que funciona bien.

En las ventas de libros impresos, amazon primero deduce el coste de impresión y, sobre lo que quede, aplica su comisión, que en este formato sube al 40%. También se pueden pedir copias para el autor, que luego distribuyes por tu cuenta, y en este caso solo cobran la impresión y el envío.

¿Y las ventas? ¿Se vende mucho a través de estas plataformas? Pues la realidad es que el libro no se vende solo. Depende de la promoción que tú mismo hagas, con lo que habría que preguntarse si las comisiones que cobran las plataformas no son demasiado altas para lo que hacen. No obstante, mi libro sí que ha vendido algo a través de la tienda de amazon en Estados Unidos.

A través de Casa del Libro no he vendido nada. Todo el mundo al que le he hablado de mi libro ha optado por comprarlo en amazon, porque lo prefiere en papel o por otro motivo. Esto, unido al coste que tiene ahora la palataforma, hace que la descarte definitivamente para futuros proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.