Programas electorales

No utilizo el blog más que para frikismos, pero esta vez voy a hacer una excepción y hablaré de los programas que presentan los partidos a las elecciones del 20-D.

Me centraré en el continente en vez del contenido, entre otras cosas porque ya hay gente que está diseccionando las propuestas que hacen los candidatos, mucho mejor y con más criterio de lo que lo podría hacer yo. Es decir, que hablo de los programas como herramientas de comunicación, al margen de la validez, atractivo o coherencia del mensaje.

He consultado los programas de estos cinco partidos: PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos e IU, en la versión en pdf (en realidad no he encontrado otros formatos, como podría ser epub) que se puede descargar desde sus respectivas páginas web, y prescindo de resúmenes, eslóganes u otros materiales que suelen aparecer también en las web.

En general, me ha parecido que la calidad del formato ha mejorado bastante con respecto a otras elecciones. Recuerdo en las últimas europeas alguna candidatura que se presentaba con un documento del que lo único que se podía decir es que era impresentable. La distribución del texto, tipografía, encabezados etc. en general están bien, los documentos utilizan adecuadamente los colores (en el del pp predomina el azul,  en el del psoe el rojo), los textos parecen bien redactados (obviando la palabrería hueca) pero todos tienen deficiencias serias, y sólo salvaría al de Podemos (partido con el que no comparto afinidad ideológica, más bien lo contrario).

Sin más preámbulo pasemos a analizarlos uno por uno.

PP

Lo primero que llama la atención es un formato de página poco usual: 220mm x 220mm a dos columnas (algunas secciones a una columna). Es habitual en folletos, memorias, presentaciones, pero si lo quieres imprimir en casa es un poco complicado encontrar papel con el tamaño adecuado. En pantalla el formato no quedaría mal, pero es que los márgenes son asimétricos (el margen derecho de las páginas pares es más estrecho, y a la inversa en las páginas impares), que es adecuado para impresión, pero no para ver en pantalla, a menos que visualices dos páginas. Pero como se incluye la portada entonces la distribución en pantalla a doble página ya no coincide con la impresa y los márgenes estrechos aparecen en el exterior. En definitiva, que han utilizado la misma maquetación para la versión impresa que la electrónica.

El programa se abre con un índice temático que cubre una introducción y cinco grandes capítulos a lo largo de 226 páginas, cada una dividida en secciones. Lo peor: las secciones no son hiperenlaces y el pdf no tiene marcadores, con lo que navegar por el documento es un pelín rollo.

La parte introductoria luce atractiva, con unos pocos principios bien destacados y acompañados de un texto que los desarrolla. Luego sigue una fotografía del inefable Rajoy (por lo menos no sale fumando un puro ni leyendo el Marca) y ya se desarrollan cada uno de los capítulos.

Los capítulos se abren con una fotografía sobre la que se superpone un código QR, que te lleva a un vídeo de youtube sobre el tema. Es  un buen detalle… pero para la versión impresa. Para la versión electrónica hubiera sido más eficaz un hipervínculo.

El texto está adecuadamente distribuido en párrafos digeribles. Algunas secciones (compromisos y proyectos) se destacan con diferentes tipografías y textos, pero el documento queda confuso; al final uno no sabe qué es importante y qué no. Se incluyen fotografías que ayudan a romper la monotonía del texto, pero que son totalmente irrelevantes: por ejemplo, en la sección dedicada a la agricultura, hay una foto de vacas descansando en un prado. Muy bucólico pero esto, ¿qué información añade? ¿Que gracias al PP hay más vacas en España? Alguna foto tiene baja resolución incluso para la pantalla, no digamos para impresión.

No hay tablas ni gráficos que nos muestren datos, en general ausentes del documento. Tampoco tenemos un índice onomástico ni información sobre quién ha redactado el documento.

PSOE

Aquí nos encontramos ya con un formato de página convencional (A4), a una columna, con márgenes simétricos, un índice temático con hiperenlaces, en este caso desarrollando una introducción y seis capítulos a lo largo de 388 páginas. Pero seguimos sin marcadores.

La introducción se abre con una foto de Pedro Sánchez y desarrolla el diagnóstico de la situación en España y el proyecto del partido. Aparte de un error en los encabezados (los dos primeros terminan en punto, que luego se suprime), yo veo este apartado muy largo pero por lo menos el texto es fácil de leer.

El resto de los capítulos siguen una estructura parecida: foto, y para cada sección apartados sobre dónde estamos, los objetivos y las propuestas. Es de lamentar que el encabezado de las secciones sea subrayado (una manía que tengo yo).

Si en el caso del pp nos encontrábamos con profusión de elementos inútiles (fotos irrelevantes, códigos QR, formatos variados), aquí tenemos la ausencia total de cualquier elemento que no sea texto, aparte de las fotografías que abren cada capítulo, carentes de valor informativo. Además, el texto es justificado y sin separación silábica. En algún caso un párrafo casi ocupa la página entera. Yo comprendo y aprecio el esfuerzo del PSOE por elaborar un diagnóstico y partir de él para construir sus propuestas, pero es que esto es un ladrillo de casi 400 páginas y es muy difícil encontrar algo.

No hay índice onomástico ni referencia alguna a los responsables del programa.

Podemos

Aunque he dicho que éste es el documento mejor elaborado, hay que empezar con un tirón de coleta. Para una cubierta que combina imagen y texto se ha utilizado un formato raster… también para la tipografía. Y claro, el pixelado del texto se nota y  queda fatal en pantalla (no quiero ni imaginármelo impreso). En una ilustración del interior podía haber tenido un pase si era complicado separar texto y fondo pero, ¿en la portada? ¿En serio?

El formato de página es un A5, márgenes simétricos y a una columna. Tras la portada empieza lo bueno. Esta gente ha tenido la decencia de indicar quiénes son los responsables del progama, cuándo lo han hecho, la licencia (creative commons) y el depósito legal de la edición impresa. Sobre estos extremos, los otros partidos callan.

El índice está hipervinculado, excepto el Prólogo (quizá porque viene seguido, pero aún asi es un pequeño error) y desarrolla 6 capítulos y un Anexo/Apéndices (una errata que se nombre dos veces) a lo largo de 332 páginas. El pdf incluye marcadores, pero mejor que los hubieran suprimido porque todos se llaman _GoBack y apuntan a lugares aleatorios en el documento.

En el prólogo los párrafos se separan con sangría, en vez de con línea. Para la pantalla hubiera sido más conveniente lo segundo porque el texto aparece como un enorme bloque difícil de digerir.

La maquetación de los capítulos me ha gustado. Las propuestas de Podemos van numeradas con caracteres bien grandes. Bajo el título se desarrolla la propuesta en detalle. Es eficaz, es fácil encontrar y referenciar cosas y no aturulla. Le pongo la pega de que, dentro de cada propuesta, los párrafos no están separados ni por sangría ni por línea.

Los apéndices son lo mejor. Incluyen una Memoria económica (una buena propuesta que le oí a Ignacio Escolar y que sólo ha recogido Podemos) con explicaciones, datos, tablas y gráficos (éstos ya en formato vectorial), una Memoria jurídica con listados de leyes que quieren derogar, modificar o revisar (que podían haber elaborado un poco más o al menos vincular a las propuestas, para que nos enteremos de qué va el asunto, porque es que se incluyen sentencias del Tribunal Constitucional), Participación (quiénes han participado en la elaboración del programa) e, increíblemente, un Índice de Materias que lista las propuestas por áreas temáticas. Si lo hubieran desarrollado un poco más, incluyendo hipervínculos, hasta les votaría y todo.

Ciudadanos

Lo primero que tengo que decir es que he sido incapaz de encontrar el programa completo navegando por la web. He tenido que recurrir al enlace incluido en este artículo del blog Nada es Gratis. Quizá es que yo soy muy torpe, pero con los demás partidos no he tenido este problema.

Entrando ya en materia, nos encontramos con un pdf de 337 páginas, A4, una columna, márgenes simétricos, pero muy pequeños en el caso del superior e inferior. El cuerpo del texto casi se confunde con encabezado y pie de página.

El índice relaciona 17 capítulos, hipervinculados pero sin marcadores. Creo que hubiera sido mejor agruparlos en grandes áreas (como hacen el resto de candidaturas) e incluir una introducción para que nos enteremos de cuáles son las líneas generales del programa (aunque a decir verdad, el primer capítulo sobre Regeneración democrática e institucional puede servir). El único capítulo desarrollado en el índice es el II, dedicado a la economía. Quizá porque es el más largo, pero el índice resulta así poco útil para encontrar lo que nos interesa.

Los párrafos del texto van separados por línea, pero se les han escapado algunos y aparecen seguidos. Aún peor, cuando listan propuestas, cada punto no está separado, y así nos encontramos con bloques de texto que sobrepasan la página. Hay encabezamientos huérfanos y en el texto justificado no han utilizado la separación silábica, lo que resulta en una distribución de palabras poco eficaz. Los encabezamientos de las secciones varían de capítulo a capítulo (en el último hasta los subrayan). En definitiva, que este documento rezuma amateurismo por los cuatro costados (para que luego digan de los que publican rol indie). Luego veremos porqué ha pasa esto.

Por supuesto, no hay tablas, gráficos ni ningún elemento visual que apoye el texto, ni índice onomástico. La única referencia a los responsables del documento es a la «Secretaría de Acción Política».

IU

El progama de IU comparte tamaño de página con Podemos (A5), pero ahí se acaban las similitudes formales (ya dije que sobre el contenido no entro).

El índice del documento desarrolla 10 capítulos (o Cuadernos) a lo largo de 340 páginas, y con bastante detalle: hasta hay una sección para Danza dentro de Cultura (no, no hay rol). Lamentablemente, no está hipervinculado y no hay marcadores. Además, no se lista el Prólogo.

La maquetación a una columna y el cuerpo alineado a la izquierda es una buena combinación, resultando en un texo de apariencia menos formal y sin la necesidad de recurrir a la separación silábica para conseguir una distribución de palabras eficiente. Los encabezados son de gran tamaño y facilitan encontrar temas (aunque algún encabezado es un párrafo entero).

Sin embargo, tal y como está estructurado el documento, es difícil separar propuestas de diagnósticos. La negrita está sobreutilizada (prácticamente no hay un párrafo que no tenga una frase resaltada, y a veces más de una), por lo que volvemos al problema de discernir lo importante de lo accesorio.

No hay ningún elemento visual ni tablas. Los datos están repartidos por el texto. Tampoco hay referencias a los responsables del documento ni índice onomástico.

Conclusión

Como herramientas de comunicación, los programas de los partidos políticos tienen deficiencias muy serias. ¿Quién puede leerse en 20 días 1600 páginas llenas de palabrería para decidir el voto? Y no es una cuestión (sólo) de tiempo, sino de resistencia y cordura. Yo preferiría (y creo que cualquiera) invertir ese esfuerzo en, no sé, leer cualquier libro de Canción de Hielo y Fuego, o aprender un lenguaje de programación.

Me hago cargo que los partidos ofrecen otro material con sus propuestas resumidas y que utilizan otros canales de comunicación. Además, nuestra sociedad es muy compleja y los poderes públicos toman decisiones sobre innumerables temas. Necesariamente los programas políticos van a ser documentos largos.

Pero también han de ser útiles para el ciudadano normal, no sólo para los periodistas que cubren la campaña o los frikis de la política. El camino a seguir es el que marca Podemos (a pesar de las deficiencias que he señalado): un documento asequible, estructurado, con información textual y visual, que invite a leer y a navegar por él, que no rehúya los datos, y tras el que haya alguien con nombre y apellidos que se haga responsable.

Una curiosidad es saber qué programa han utilizado para producir el pdf. Todos Adobe InDesign para Mac, excepto Ciudadanos que ha utilizado Microsoft Word 2013; normal que les haya salido como les ha salido. Claro que los de Podemos e IU se llenan la boca hablando de software libre, y ahí los tienes, utilizando en su programa una herramienta propietaria de una multinacional, como unos campeones.

En definitiva, no es que vayamos a decidir nuestro voto por lo bien o mal maquetado que esté el pdf del programa; hay otros factores infinitamente más importantes (empezando por la credibilidad de los candidatos). Pero creo que algunas cosas que he señalado son sintomáticas de cómo afrontan los partidos estas elecciones:

  • Para el PP, la comunicación se reduce a propaganda.
  • PSOE e IU no se han enterado aún de qué va la vaina.
  • Podemos ha apostado fuerte por elaborar un programa atractivo.
  • A Ciudadanos parece que unas elecciones generales le vienen grandes. Circula por ahí el rumor de que le financian las empresas del IBEX. Pero no les ha llegado ni para contratar a un maquetador profesional.

¿Y el frikismo?

La palabra «friki» no se menciona en ninguno de los programas.

 

[sz-gplus-share size=»standard» align=»none» annotation=»none» /]

2 comentarios en “Programas electorales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.