Reseña: Crónicas de la Mafia

En opinión del gran pentito Tommaso Buscetta, [Uno de los Nuestros] era la película más creíble que había visto sobre la Mafia, y que contiene una de las escenas que para él mejor define la vida dentro de Cosa Nostra. Es cuando el personaje de Joe Pesci cuenta a unos amigos algo gracioso que le pasó y al ver que su colega, Ray Liotta, se parte de risa, empieza a preguntarle ofendido de qué se ríe y si se está burlando de él.

«¿Por qué, te parezco gracioso?», le insiste. Se pone muy serio, y todos piensan que eso acaba mal, hasta que rompe en una carcajada haciendo ver que es una broma.  Buscetta afirmaba que eso es la Mafia, nunca sabes en qué lado estás de la raya, entre la vida y la muerte.

Íñigo Domínguez, Cronicas de la Mafia.

Crónicas de la Mafiaunnamed
Autor: Íñigo Domínguez
Publicación: 2014
Editorial: Libros del K.O.
Formato: epub, 378 pág.
Precio: 6.99 €

Al hablar de Mafia la mayoría nos hacemos una idea de lo que representa el crimen organizado en su versión italiana (o italoamericana): una poderosa organización en la sombra que genera ingentes cantidades de dinero, con las que corrompe el sistema y atrae a individuos de un grupo étnico (sicilianos preferiblemente), sujetos a un particular código de honor (familia, omertá) y dominados por un todopoderoso capo o padrino.

Ni que decir tiene que estas ideas provienen del cine, series de TV y alguna que otra noticia suelta en los periódicos. Pero, ¿hasta qué punto el estereotipo se corresponde con la verdad? La respuesta no es sencilla, empezando porque, en Italia, como sugiere el autor, esto de la verdad es un concepto resbaladizo.

Domínguez fue corresponsal en Roma del diario El Correo, y sus crónicas sobre la organización criminal por antonomasia se han publicado en ese diario y en la revista cultural Jot Down. El libro recopila los artículos de El Correo (actualizados) y los presenta de manera cronológica, empezando por los orígenes de la Mafia siciliana en el siglo XIX (al tiempo de la creación del Estado italiano), su implantación en Estados Unidos, las disputas entre clanes, la connivencia con el poder político, la guerra de los años 80 en Sicilia y la reacción del Estado ante la brutalidad de la Mafia, los arrepentidos o pentitos y finalmente, las muchas preguntas, sin contestar, que rodean el ascenso económico y político de Berlusconi.

El estilo periodístico hace algo enrevesado seguir el hilo de los acontecimientos, especialmente en el capítulo dedicado a las sombras sobre el origen de la fortuna de Berlusconi. No estamos ante un ensayo sobre el tema, sino ante una colección de crónicas en las que se acumulan personajes, empresas, crímenes, juicios, en una telaraña que parece envolver toda la vida económica, social y política italiana, pero cuyo alcance nunca acaba de aprehenderse por completo.

A la colección se añade además una lista comentada de películas y series de televisión en las que aparece la Mafia, desde los primeros filmes mudos que mencionan La Mano Negra hasta Los Soprano, pasando por hitos del Séptimo Arte como El Padrino y las películas italianas que han abordado, tardíamente, el tema, como si también hubiera una omertá en el mundo artístico. Un poco como lo que pasa en España con ETA. También hay filmografía francesa pero no se menciona ninguna película española.

Esta lista es casi la aportación más interesante del libro (sin minusvalorar las crónicas). A través de los comentarios de Domínguez vemos cómo se forjan los estereotipos sobre la Mafia en el imaginario populuar, y a la vez, cómo los mafiosos, a los que les encanta el género, adoptan estos estereotipos, hasta el punto que es difícil saber quién copia a quién. Una observación que también apuntaba Roberto Saviano en Gomorra.

Cierran el libro una cronología y una bibliografía sobre el tema.

Mi valoración es muy positiva y lo recomiendo para quien quiera acercarse al fenómeno más allá del tópico, y sacar algunas ideas para ambientar una partida de rol, ya estén los jugadores en un lado o en otro de la ley. Entre muchos detalles que merecen la pena recoger, se mencionan los ritos de iniciación (similares a las logias masónicas), la forma críptica y oblicua de hablar que tienen los mafiosos, los «mensajes» que dejan los sicarios en el cuerpo de la víctima, que uno de los principales obstáculos para combatirlos fuera que las autoridades negaran la existencia de la Mafia, y cómo al final, los esfuerzos han dado más frutos cuando han atacado el eslabón más débil: la red de testaferros, empresas y bancos que toda organización criminal necesita para blanquear el dinero.

 

[sz-gplus-share size=»standard» align=»none» annotation=»none» /]

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.