Resumen de 2020

Este año que ya termina ha sido, sin duda, el más extraño de los que hemos vivido. Y para mucha gente también trágico. Inevitablemente, el frikismo se ha visto afectado, pues una actividad tan social como una partida de rol se ha vuelto imposible, excepto de forma virtual. Pero, al igual que se ha implantado el teletrabajo ¿Ha llegado el telerol para quedarse definitivamente?

Veremos en años venideros si se imponen las mesas virtuales como la forma predominante de jugar a rol, aunque personalmente no lo he probado este año (sí lo hice cuando vivía en Inglaterra, concretamente una partida de Aventuras en la Marca del Este).

Pero repasemos lo que ha dado de sí este año 2020.

Jornadas

Ni qué decir tiene que en 2020 casi todas las jornadas frikis presenciales han sido canceladas. No obstante, en enero, antes de que se desatara la pandemia, acudí a las V Villarol y jugué una partida de Monster Storm, una ambientación para Savage Worlds. Dirigida por Álex Yáñez, de Bastión de Mundos, los jugadores nos lo pasamos muy bien explorando el Amazonas.

Sagittarius y Tormenta de acero

Dentro de lo que se podría esperar, no ha sido un mal año para mis proyectos personales.

Está disponible en físico y digital una versión actualizada del manual de Sagittarius. También en físico y digital está disponible mi novela ambientada en el mundo de Sagittarius El viaje de Arica la Pelirroja a la Isla del Dragón. Además, he sacado actualizaciones de la Addenda de Sagittarius y las aventuras El ojo del dragón y Bajo la luna de Isarion.

Para Tormenta de acero he publicado un nuevo escenario, Ham & Jam. Asalto al puente Pegaso, en el que los jugadores tendrán que tomar el famoso puente de Normandía.

Lecturas

Si algo hemos tenido en este año encerrados en casa, ha sido tiempo para leer. O no, según las circunstancias de cada uno. He leído bastante de rol, sobre todo pdf que había comprado y tenía pendientes, pero quiero destacar en este año el reglamento de Hermanos de Sangre, obra de José Manuel Palacios, «Panda», y editado por The Hills Press. Es un juego de acción contemporánea con un sistema sencillo pero que da muchas posibilidades.

Quitando libros de rol, estas son mis lecturas más destacadas del año.

Batallas de la Guerra de los Treinta Años (dos volúmenes). William P. Guthrie. No suelo comprar obras traducidas del inglés, pero en este caso hice una excepción porque el precio de la obra original era descabellado (en torno a 100 dólares la edición digital). Afortunadamente, en Ediciones Salamina está disponible la traducción española a un precio razonable.

La obra es un tanto desordenada (la descripción general de la guerra aparece en el segundo tomo), algo que, supongo, es achacable a la edición original, no a la traducción española. Pero tiene una gran cantidad de detalles y narraciones jugosas. Si te interesa el periodo, lo recomiendo.

Blackbeard’s last fight. Angus Konstam. Durante el confinamiento, la editorial Osprey puso en libre descarga varios títulos de su extenso catálogo. Uno de ellos fue este, que relata la última batalla del pirata Barbanegra. Resulta que Edward Teach, «Barbanegra», había aceptado un perdón del rey inglés y se había instalado en la colonia de Carolina del Norte. Pero el gobernador de la vecina colonia de Virginia sospechaba que seguía dedicándose a la piratería, en connivencia con el gobernador de Carolina, con quien se repartía el botín. Así que se organizó una expedición para capturar a Barbanegra. La batalla fue épica y da para ambientar una partida rolera de piratas.

Tank warfare. Kenneth Macksey. Un repaso a la historia de los carros de combate, desde su concepción y primera aparición en la Primera Guerra Mundial, hasta las guerras árabe-israelíes. Aunque buena parte del libro se ocupa, inevitablemente, a la Segunda Guerra Mundial, las páginas dedicadas al desarrollo del tanque y sus primeras apariciones son muy interesantes. Por otro lado, al desarrollo posterior a la 2GM se le dedica muy poca atención, aunque hay que tener en cuenta que la primera edición del libro es de 1971.

Imperios y bárbaros. La guerra en la Edad Oscura. José Soto Chica. Repasa varios escenarios de la Alta Edad Media, concretamente en los años previos y posteriores a la caída del Imperio Romano de Occidente. Un gran libro por la cantidad de información que contiene, bien presentada y documentada. Destaco los capítulos dedicados a los francos, que ya da una gran cantidad de ideas para una campaña rolera, y los árabes y el imperio sasánida, por trata de forma extensa acontecimientos un poco olvidados en otras obras. Soto Chica es un autor al que seguir.

Rising Sun, falling skies. Jeffrey Cox. En esta ocasión, nos encontramos con una narración de la campaña de las Indias Orientales Holandesas en el frente del Pacífico. Por resumirlo, los japoneses se hicieron con el control de Singapur y de las colonias holandesas (y su petróleo), apoyados en una potente flota y una incontestable superioridad aérea. Las naciones aliadas (Gran Bretaña, Australia, EE.UU. y Holanda) trataron de detener el avance creando un mando único, pero la descoordinación fue la nota dominante y acabaron con la mayor parte de sus buques hundidos sin causar apenas daños al enemigo. El autor presta mucha atención a los combates navales y describe con detalle la agonía de los buques aliados frente a los ataques nipones. El autor no es neutral ni pretende serlo. Aquí los malos son los japoneses y los héroes los aliados aunque, sin negarlo, yo hubiera preferido un tono más objetivo.

Por qué fracasan los países. Daron Acemoglu y James A. Robinson. El libro ya tiene unos años y en su día fue recibido con buenas críticas y ha tenido bastante impacto entre la «intelectualidad» española (por llamarlo de alguna manera). Los autores son economistas que pretenden dar una respuesta a la eterna pregunta de por qué algunos países se desarrollan y otros no. Su tesis viene a decir que existen instituciones políticas y económicas, que a su vez pueden ser inclusivas (permiten la participación de la mayoría, y la mayoría se beneficia de la actividad económica) o extractivas (solo una minoría decide, y esa minoría es la que se queda con la mayor parte de los frutos económicos). El paso de instituciones extractivas a inclusivas depende de acontecimientos críticos que cambien el equilibrio de poder, y eso es lo que determina que algunos países se desarrollen y otros no.

La tesis, con ser interesante, no tiene un gran desarrollo (poco más de lo que yo he contado) y el grueso del libro son ejemplos históricos que apoyan esta tesis, en un ejercicio bastante sospechoso de cherry picking (elegir solo aquellos casos que ratifican una idea). Aún así, es una lectura amena y yo desconocía varias de las situaciones descritas, como los inicios de la colonización inglesa en Norteamérica, que contrastan con la española y, según los autores, está en la raíz de la divergencia entre México y EE.UU.

Carne paciente. Willi Heinrich. La novela en la que está basada la famosa película de Peckinpah, La cruz de hierro (al libro se le cambió luego el título por el de la película, pero el ejemplar que yo tengo es de la primera edición en español). La historia sigue las andanzas de un pelotón de soldados alemanes en el frente del este, que quedan aislados tras una retirada de su unidad, y el conflicto entre su líder, el insufrible y nihilista Steiner, y el capitán que le hace la vida imposible. La primera parte de la novela me ha parecido brillante, pero más floja la segunda.

La primera ley. Joe Abrecrombie. No había leído nada de este autor, y esta trilogía me está gustando. No la considero una obra maestra, pero las andanzas de Nuevededos, el inquisidor y los demás personajes me han tenido entretenido. He leído La voz de las espadas y Antes de que los cuelguen, y me queda El último argumento de los reyes.

Y esto es lo que ha dado de sí 2020. ¡Feliz año 2021!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.