Inicio Qué es Sagittarius Productos Pedidos Descargas El Mundo de Sagittarius Blog Contacto

Beta de Scroll. Primeras impresiones

Desde hace unas semanas está disponible una versión beta del juego de rol Scroll, creado por Edanna y Fernando Reyes. No he tenido ocasión de probarlo en mesa, pues me encuentro fuera de España y sin mi grupo de juego habitual. Y ciertamente, reseñar un juego sin haberlo probado es un poco absurdo. Pero no me resisto a comentar mis primeras impresiones de una propuesta que me parece interesante.

La premisa de Scroll es que los jugadores son programas informáticos dentro de un Sistema, que han adquirido conciencia de su propia identidad y anhelo de trascender su mera existencia binaria. Pero para ello han de interactuar con el sistema que los aloja, generalmente enfrentándose a él.

Los autores expresan claramente sus influencias: Tron, Matrix, William Gibson y otras muchas. No recuerdo un juego que trate principalmente esta temática (programas informáticos como actores principales), pero sí otros juegos de inspiración ciberpunk que incluyen elementos para interactuar con entidades informáticas en la Red.

El juego se presenta en un documento de casi 300 páginas en formato apaisado, me imagino que para facilitar la lectura en una pantalla de ordenador. Aunque con la proliferación de dispositivos alternativos, no sé si en la actualidad es una elección relevante. La distribución del texto es a dos columnas, con numerosas ilustraciones de licencia libre y fuente serif (que no veo como la más conveniente para leer en pantalla).

Como todo juego de rol, tiene una introducción, una parte dedicada al sistema y otra dedicada a la ambientación.

En la parte introductoria nos encontramos con la habitual sección sobre qué es un juego de rol. A mi me gusta mucho leer esta sección, pues da una idea de cómo conciben los autores esta particular afición, y en consecuencia me da pistas sobre lo que nos podemos encontrar. Además, tenemos el inicio de “La Amenaza de Andrómeda”, un relato que sirve para ambientar (y que no está mal), un vistazo a las reglas y un ejemplo de sesión de juego con una directora y un par de jugadores. En conjunto, es una parte un poco larga, pero consigue que nos hagamos una idea clara de la propuesta de Scroll. Algo probablemente necesario si la premisa no es asumir el rol de un personaje antropomorfo, sino de un programa. Aquí no tenemos características de Fuerza o Inteligencia, sino Potencia y Control, acceso a la Memoria y acceso al Procesador. No tenemos habilidades, sino Rutinas y Utilidades. Supone un esfuerzo de abstracción adicional, y en la descripción del sistema conviene tener a mano la ficha del personaje y el glosario de términos (ubicado en el medio, cuando debería estar al principio o al final, donde sea fácil localizarlo).

El sistema se basa en reservas de dados (por defecto D6, pero en reglas avanzadas se pueden utilizar otros). Además de una reserva básica, el jugador puede utilizar otras reservas adicionales para añadir dados (y aumentar las posibilidades de obtener más éxitos), pero asumiendo mayores riesgos. Las cifras pares se consideran éxitos y las impares fracasos (esto hace que utilizar D7, como se propone en una regla opcional, no sea conveniente pues hay más fracasos que éxitos). Si tienes más éxitos que la dificultad exigida (o que tu oponente) consigues hacer tu maniobra. Además, la puntuación absoluta más alta determina si ocurre algo adicional, con impacto dramático en la aventura.

El uso de varias reservas exige que los dados de cada una sean de diferentes colores y esto, unido a que el número a lanzar puede ser elevado, quizá le reste algo de fluidez a la mecánica. Este extremo habría que confirmarlo con una prueba en mesa, que me imagino los autores habrán llevado a cabo.

Hay muchos más detalles, claro, pero no es mi intención hacer un resumen de las reglas. Sí merece la pena destacar que los conceptos que se usan en el juego, el uso de las reservas, y su relación con otras mecánicas suplementarias están muy imbricadas en la ambientación. La verdad, después de la lectura me resulta difícil imaginar otro sistema para el juego.

A falta de leerme en profundidad la parte dedicada a la ambientación y al Sistema (el lugar donde residen los programas), ha sido una alegría encontrarse con un texto bien redactado, fluido y con muy pocas erratas. Y estamos hablando de una versión beta. Seguramente pueda mejorar tras un proceso de edición, y desde luego con la adición de una aventura de ejemplo (que se promete estará en un documento independiente) y la conclusión del relato de Andrómeda.

Hasta que salga la versión definitiva, seguiremos pendientes de la libélula.

P.D. A la hora de escribir esta entrada, está anunciada una actualización de Scroll.

 

 

4 comentarios to “Beta de Scroll. Primeras impresiones”

  1. Edanna Dice:

    Te agradezco mucho la reseña. Para mí es un honor que alguien le dedique su tiempo y su energía a Scroll. Espero que cuanto está por llegar no te defraude. Tomo buena nota de algunos comentarios que has hecho para tenerlos muy en cuenta.

    Sólo quería decirte que la cuestión de los D7 – D9 es una prueba. Asumimos que el sacrificio de contar con un posible fracaso extra en las posibilidades se compensa con la posibilidad de que ese dado domine en la tirada barriendo con todas las posibilidades de dominar del resto. Pero como he dicho, es una prueba que estamos haciendo a ver qué piensa la gente de ello.

    Muchos saludos 🙂

  2. klapton Dice:

    Muchas gracias por pasarte y por desarrollar el juego. Seguro que la siguiente versión no me defrauda.

    Saludos, y ánimo con vuestros proyectos.

  3. Sagittarius » Blog Archive » No he leído tu juego, pero no me gusta. O como gestionar el feedback Dice:

    […] klapton en Beta de Scroll. Primeras impresiones […]

  4. La vida secreta del calendario | Dice:

    […] — En el blog SAGITTARIUS, su autor hace una reseña de SCROLL. Al igual que en la siguiente, el artículo se refiere a la versión de prueba (beta), por lo que algunos puntos ya se han cambiado o corregido. Puedes leer la reseña aquí. […]

Deja un comentario